Nokticiero
Agencia de Comunicación Estratégica

‘Canelo’ Álvarez vs Gennady Golovkin, cuatro años después cierran trilogía

0 69

Las trilogías en el boxeo se gestan desde el fondo del alma y pocas veces sus protagonistas pueden conservar una amistad sobre todo si el resultado es polémico y las declaraciones incendiarias. Saúl Álvarez y Gennady Golovkin son el claro ejemplo. Ambos se conocieron en la juventud como sparrings, como campeones en un ring y tras 24 cerrados rounds están preparados para resolver definitivamente esa rivalidad que enamoró a los fanáticos. 

De sparrings a la primera pelea. 

Del recuerdo de sus sesiones de boxeo como sparrings quedan algunos videos en donde ambos se trenzaron en un acalorado entrenamiento sin saber que seis años después sentarían los cimientos de una de las trilogías contendientes a lo mejor del año. Ambos llegarán a esta pelea en condiciones muy diferentes a las que se enfrentaron en el 2017. Hace años, Canelo subía a las 160 libras para enfrentar al monstruo de la división. Golovkin tenía gran experiencia – no solo amateur – también profesional pues como dueño de tres de las cuatro principales coronas de la división, Triple G – de 35 años – llevaba 17 defensas ininterrumpidas de su calidad de campeón, aspiraba a romper el récord de exposiciones exitosas de la categoría y traía un récord invicto de 37-0. 

Canelo tenía 27 años, ya era ex campeón de peso superwelter y medio y antes de esa pelea había vencido a Julio César Chávez. Esa noche de septiembre del 2017 por un espacio de 36 minutos ambos se batieron en un duelo muy cerrado y los jueces dieron un empate dividido que polarizó al boxeo, sobre todo por el escandaloso resultado de la juez Adelaide Byrd quien dio el duelo 118-110 que contrastó con el de sus dos compañeros. La revancha entre Canelo y Gennady Las cosas no podían quedarse así y de inmediato se pactó la revancha, pero un positivo a clembuterol puso en riesgo ese segundo encuentro. El mexicano fue suspendido 6 meses por la falta y en el inter el kazajo decidió no esperar y mayo se enfrentó al armenio Vanes Martirosyan a quien noqueó en 2 rounds. Pero lo dicho abajo del ring llevó la relación de ambos peleadores a un punto de no retorno.Tras la primera pelea Golovkin – quien se sintió robado por los jueces – decidió utilizar como herramienta de ataque sus entrevistas y tras el positivo no tuvo piedad del mexicano y lo llamó “tramposo”, pero tampoco desechó la idea de volverlo a enfrentar y menos después del triunfo económico que fue la primera contienda. 

El desquite llegó para septiembre del 2018. Ambos salieron al campanazo inicial como si fuera el round 13, en juego estaban de nuevo las dos coronas de GGG  la del Consejo Mundial y la de la Asociación Mundial de Boxeo. Había muchas cuentas por cobrar y así se castigaron. Otra vez, después de 12 episodios los jueces entregaron sus tarjetas y dos vieron ganar al mexicano por la mínima diferencia 115-113, mientras que un tercero entregó empate. Canelo vengó la afrenta y salió de ahí con los cinturones de peso medio y ante las quejas de Golovkin hizo oidos sordos… hasta ahora. El mexicano hizo sólo una defensa de los títulos (ante Daniel Jacobs, en el 2019) y dejó esas coronas vacantes para comenzar a probar suerte en otras divisiones. Primero en supermedio acabando con el reinado de Rocky Fielding, luego en semicompleto destronado a Sergey Kovalev para después regresar a las 168 y convertirse en el primer campeón indiscutido de esa división venciendo uno a uno al resto de los campeones. 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.