Nokticiero
Agencia de Comunicación Estratégica

Ex director de la facultad de Medicina de la UAGro denunció irregularidades en esa institución
-Exigió ser reinstalado como docente

0 96

El ex director de la Facultad de Medicina de la Uagro, Bulfrano Pérez Elizalde, denunció irregularidades en su contra, cometidas por autoridades universitarias, debido a que desde hace 2 años y medio no ha sido reinstalado como docente de ese plantel, lo que, asegura, se viola sus derechos humanos, laborales y universitarios.

En conferencia de prensa, el también aspirante a rector de la máxima casa de estudios exigió que se dé cumplimiento al acuerdo universitario de agosto del 2020, que señala que debió ser reinstalado como docente, luego de un conflicto laboral que se generó con otro maestro, dado que hubo agresiones entre los dos y el caso fue llevado hasta la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Uagro.

Insistió en que ya se retrasó mucho su reinstalación en la Unidad Académica de Medicina, ubicada en el puerto de Acapulco, cuando debió haber sido desde la primer ocasión en que Guerrero pasó a semáforo verde por la Pandemia de Covid 19.

También seguró que las autoridades universitarias no lo quieren reinstalar porque es aspirante a la rectoría de la Uagro, “porque mi perfil de candidato natural fue lo que generó que me hicieran a un lado”.

Lamentó que debido a los “irregulares” de esa escuela ya perdieron la acreditación del Consejo Mexicano para la Acreditación de Educación Médica, cuando la habían obtenido en 2017, y en abril de este año la perdieron, “porque no dieron seguimiento puntual a los trámites burocráticos, es una acreditación que lograron en 2017 y en 2022 debieron refrendarla, pero no tuvieron la capacidad de confirmar la acreditación “.

Bulfrano Pérez lamentó que la imagen de esa escuela este tan deteriorada, “y cuando yo exigía a la plantilla académica y administrativa que hubiera transparencia en la asignación de espacios a los estudiantes de nuevo ingreso me lo tomaban a mal, yo les estorbaba en ese espacio”.

Informó a los medios de comunicación que cada semestre solicita de nueva cuenta a la comisión mixta de la UAGro que se le reintegre a la labor docente, “si bien es cierto me pagan y no trabajo desde hace dos años y medio, no es eso lo que quiero, yo quiero seguir trabajando”.

Agregó que según el acuerdo firmado desde agosto del 2020, desde 2021 que hubo semáforo verde lo debieron reinstalar, y desde hace varios meses que incluso ya hay clases presenciales, “pero aún así no se me hace llegar ni una sola respuesta, a pesar de que la solicito al sindicato, para que se dé cause a mi situación”.

Pérez Elizalde dijo que ya se reunió con el Rector José Alfredo Romero Olea y no se le ha resuelto aún nada, “la semana pasadaa de nueva cuenta le solicité de manera formal que me reinstale en la planta docente de la Unidad Académica de Medicina, y no hay respuesta porque ahí están coartadas las libertades para la gente que no comulga con la ideología de quien conduce a la Máxima Casa de Estudios. No soy el único docente a quien han suspendido en sus funciones y lo tienen sin ejercer, nos tienen fuera de las aulas a varios para no incidir en las decisiones de académicos, administrativos y estudiantes en la misma escuela”.

Finalmente, señaló que interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos, por considerar que están afectando sus derechos humanos, laborales y universitarios.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.