Nokticiero
Agencia de Comunicación Estratégica

Presentan en Chilpancingo, el libro Tacones al Vuelo
-Un texto erótico de la escritora Mónica Soto Icaza

0 122

En Chilpancingo fue presentado el libro “Tacones al Vuelo”, de la escritora, Mónica Soto Icaza, quien relató que su obra fomenta el erotismo y pretende liberar, principalmente a las mujeres de las ataduras socieles tradicionales, para que se permitan sentir y no se castiguen por ello.

Soto Icaza también es autora de “Tacones en el armario”, “Galletitas para un funeral”, “Diccionario erótico”, “Jamás pretendí ser inmaculada”, “Tacones, orgasmos y un funeral”, “Libre, sexy e irresistibre” y “El arte de hacer y vender libros en México”, entre otros títulos, y dijo estar cómoda con ser una escritora de literatura erótica: “Siempre que escribo desemboco en el sexo”.

Durante la presentación, explicó por qué los tacones se convirtieron para ella en un objeto de poder, “Los tacones llegaron a mi vida cuando estaba recién casada; a mi exmarido le gustaban los tacones y él me compró los primeros. Cuando él me pone el cuerno me enojo y escribo mi primera novela erótica, “Tacones en el armario”, allí la protagonista le es infiel al marido, y así es como los tacones fueron ese símbolo de mi relación con él. En esa novela me di cuenta de que el erotismo es lo mío y los tacones son para mí un símbolo de poder”.

Escritora desde hace 13 años, Mónica Soto presenta ahora “Tacones al vuelo”, una serie de cuentos eróticos escritos en un período de 6 meses.

Recordó que el título del libro se debe a que publicó algunas foto en sus redes sociales, y uno de los piropos que le hicieron sus seguidores fue que le gustaría tener sus zapatillas de aretes, “y así es que surgió el nombre, porque tacones como aretes no sonaba tan sexy”.

Agregó que los textos de este libro “son historias muy irreverentes, rifadas y muy fluidas que cuentan anécdotas de una manera simple y con mucho humor y muy profundas”.

Es la primer ocasión que viene a Chilpancingo a presentar su obra y aseguró que fue bien recibida con un salón lleno en el Centro Cultural Arcadia, a invitación de Florencio Salazar Adame, promotor de eventos en ese lugar, “estoy muy contenta de haber dicho que sí, cuando me propusieron venir, y muy asombrada de la belleza y calidad de este Centro Cultura Arcadia”

Sostuvo que para ella no ha sido complicado escribir erotismo, “la gente ve muy bien que en las presentaciones del libro puedan hablar con libertad, y si bien acuden más mujeres, los hombres que van, participan y es algo muy satisfactorio, la libertad es muy contagiosa”.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.