Nokticiero
Agencia de Comunicación Estratégica

Marchan trabajadores de la Fiscalía en Chilpancingo-Exigen la destitucion de mandos militares de esa dependencia-Denuncian que con la ex fiscal Sandra Luz Valdovinos fueron despedidos casi 500 trabajadores

0 58

Trabajadores de la Fiscalía General del Estado e integrantes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), marcharon por las principales calles de Chilpancingo para exigir la salida de todo el personal militar que llegó con la ex fiscal Sandra Luz Valdivinos Salmerón, a quienes acusaron de tener un trato déspota contra todo el personal.

La marcha inicio en la explanada central de esta ciudad, y partieron hacia el sur de la ciudad, sobre calles del centro y continuó hasta avenida Lázaro Cárdenas, para llegar al Congreso Local.

Los manifestantes marcharon con una lona al frente con la leyenda ¡No al acoso laboral, no a cambios de adscripción! ¡Fuera Fiscal!.

En entrevista la representante del SUSPEG, Ana Yasmín Acosta Díaz, denunció que a pesar de la destitución de la Valdovinos Salmerón, siguen laborando por lo menos 15 militares en puestos directivos al interior de la Fiscalía, de quienes asegur[o siguen afectando a los trabajadores con represalias como cambiaos de adscripción, lo que afecta principalmente a los tra bajado res supernumerarios, quienes tienen los sueldos más bajos, y no les permite su economía cambiar de ciudad para seguir laborando.

Agregó que la ex fiscal despidió a más de 500 trabajadores sin ninguna justificación, lo que atenta contra los derechos laborales del personal tanto administrativo como operativo.

En la marcha participaron por lo menos mil trabajadores, no sólo de la Fiscalía General del Estado, sino también de varias secciones del Suspeg, quienes reclamaron que también han sido afectados “porque nos retrasaron varios beneficios de octubre a la fecha, y no han cumplido con varias minutas firmadas, que no han sido respetadas hasta hoy”.

Tras la marcha, los trabajadores dieron inicio a un paro laboral, y aseguraron que no regresarán a trabajar hasta que se de solución a sus demandas, entre las que también se encuentran que haya un trabajo de limpieza y orden en las oficinas que fueron afectadas por la incursión violenta de normalistas de Ayotzinapa, quienes recientemente lanzaron petardos contra esas instalaciones, donde se rompieron vidrios y fueron incendiados varios vehículos oficiales y particulares.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.